Inicio » Artículos » La escena del Black Metal en Bogotá

La escena del Black Metal en Bogotá

La escena del Black Metal en Bogotá

Por: José Ricardo González Díaz
Twitter: @CD_Rick_CD

El Black Metal es básicamente un sub-género del Heavy Metal con tintes satánicos y anti cristianos, lo que ha hecho que hoy día sea un género que, entre padres, maestros y grupos religiosos, se considere casi que prohibido y como suele suceder, lo prohibido es más atractivo...

Se puede dar como fecha y banda más relevante la muy reconocida Bathory (http://www.bathory.nu/) quienes en octubre del año 1984, lanzan el álbum homónimo “Bathory”, ya en los años 90, empieza el movimiento denominado “True Norwegian Black Metal” surgiendo el también conocido “Inner Circle”, conformado por bandas ya de culto en la escena como lo son Mayhem (https://www.thetruemayhem.com/), Burzum (http://www.burzum.org/), Darkthrone y Emperor (http://www.emperorhorde.com/), este movimiento fue y sigue siendo bastante censurado por sus letras abiertamente satánicas y en contra del cristianismo, qué inclusive llegó en su momento a la quema de varias iglesias cristianas antiguas hechas en madera en Noruega, mismas que habían sido construidas en sitios “sagrados” de la antigua religión pagana que era practicada en esa región del mundo.

Después de este boom del Black Metal en Europa, se crearon otros sub-géneros dentro del sub-género como lo son el “Ambient Black Metal”, está también el “Black Metal Sinfónico”, encontramos también en cuanto a fusiones el “Black/Doom Metal”, el “Folk Black Viking Metal”, el “Industrial Black Metal” y el “Rawck Black Metal”. También lo podemos encontrar clasificado por ideologías y allí encontramos el “Black Metal Nacionalsocialista”, el “Unblack Metal”, cuya particularidad es ser cristiano y el “Black Metal Anarquista Comunista”.

La escena del Black Metal en Bogotá

Un documental del año 2009 muy interesante para conocer esta tan rica historia y su cultura, se puede observar en YouTube y se titula Until the Light Take Us (https://youtu.be/vul54JbHWNg), como se puede ver ampliamente galardonado.

La escena del Black Metal en Bogotá

Este género se comenzó a popularizar en Colombia y en Bogotá a partir del año 1994 con la creacióndel festival gratuito Rock al Parqué. Aunque bien el festival no es solo de “metal pesado”, de hecho, es solo un día, todos los participantes de la escena que hoy en día se dividen entre los “True”, y los “Poser”, están presentes casi durante todo el evento. Esta separación para algunos absurda (incluyéndome), radica básicamente en temas de capacidad económica, ya que los denominados “True”, se supone que solo compran aún CD’s y/o vinilos originales, importados, así como la mercadería oficial de sus bandas favoritas y usualmente pagan la entrada más costosa a todos los eventos (cuando aplica); mientras que los “Poser” solo escuchan la música a través de YouTube, supuestamente no pagan su ingreso a los conciertos y sus camisetas y demás no son originales, sino reproducciones y pues esto ha producido cualquier cantidad de problemas que han llegado hasta la violencia física y “matoneo” en redes sociales.

Sin embargo, hay ya dos generaciones muy consolidadas de personas que estamos involucrados en este género, aquellos “vieja guardia” (cómo yo) que nacimos especialmente en la segunda mitad de los años 70’s y aquellos nacidos en la década de los 80’s, obviamente ya hay una nueva generación de quienes nacieron en los 90’s, aunque en mi concepto muy personal se han desvirtuado algunos principios de los orígenes y no hago referencia al satanismo o cosas así.

En este 2017, los principales conciertos de Black Metal se dieron básicamente dentro del primer trimestre, se esperan eventos locales como el Culto al Cabro dentro del segundo semestre, si le interesa conocer las denominadas ”81 Mejores Bandas de Black Metal Colombianas”, puede referirse a (http://metalymetal.com/black), ya que no pretendo hacer promoción en este artículo.

En mi concepto muy personal tanto como Bogotano y como “blackero de vieja guardia”, considero que este género musicalmente hablando es muy bien elaborado, sus letras, aunque controversiales en muchos casos, es ampliamente apoyado y tiene dentro de sus filas a muchas personas, unas más comprometidas que otras y otras con unos mal entendidos tan brutales que no sabe uno si reír o llorar. Lo único cierto es que a través de los sub-géneros del Black Metal, cada día cuenta con más y más adeptos, bandas dedicadas a este género y bares especializados, aunque por temas de promoción y la denominada “rosca” que existe en la ciudad muchas de estas bandas jamás trascienden de una escena “de garaje”, totalmente underground y nada masiva.